Home>Espectáculos>Britney Spears pide poner fin a su tutela: “Es abusiva”
Espectáculos

Britney Spears pide poner fin a su tutela: “Es abusiva”

Fans de la Princesa del Pop se encuentran fuera de los juzgados apoyándola

Britney Spears solicitó este miércoles poner fin a la tutela legal por la que su padre controla su vida desde hace 13 años, una figura legal que calificó de “abusiva”, “absurda” y por la que consideró que algunos implicados “deberían estar en la cárcel”.

“Esta tutela está pagando el sueldo de mucha gente. Estoy harta”, aseguró la cantante ante un juzgado de Los Ángeles durante una intervención telefónica llena de declaraciones contundentes como: “no soy feliz”, “no puedo dormir” y “me sentí drogada”.

Se trata de la primera vez que Spears se opone públicamente a la tutela legal dictaminada por el estado de California después de su comportamiento errático en 2008.

“No tiene sentido que una persona bajo una tutela legal gane dinero”, señaló la artista, quien, mientras seguía bajo la supervisión legal continua, protagonizó un espectáculo en Las Vegas (EE.UU.) que generó millones de dólares en entradas.

Spears expresó en varias ocasiones su voluntad de terminar con la tutela y se negó a volver a ser evaluada por “desconocidos”.

Sin embargo, su abogado, Samuel Ingham, no formalizó esa petición ante el tribunal y las dos partes volverán a reunirse en una fecha aún por fijar.

“Quiero mi vida de nuevo, basta ya”, imploró la estrella.

En el resto de la apasionada intervención, Spears definió su vida durante estos 13 años como un secuestro en el que no tiene libertad para hablar con la prensa, dar entrevistas, casarse o formar una familia.

“Tengo un DIU (dispositivo intrauterino) en mi cuerpo en este momento que no me deja tener un bebé, y mis tutores no me dejan ir al médico para que me lo saque”, afirmó.
La artista confesó que en su última declaración ante la justicia, en 2019, no se sintió escuchada y pensó entonces que “nadie la creería” y que se reirían de ella.

 

Apoyan fans a la Princesa del pop

La audiencia ha sido muy esperada por los fanáticos del llamado movimiento #FreeBritney (#LiberenABritney), quienes sienten que la cantante es injustamente controlada en contra de su voluntad y es probable que muchos de ellos se congreguen afuera del juzgado.

Su abogado designado por el tribunal, Samuel Ingham III, hizo la solicitud en una audiencia el 28 de abril. No dio ningún indicio de lo que la cantante de 39 años quiere decir.

#FreeBritney y por qué la princesa del pop está bajo tutela de su padre

Pero en documentos judiciales recientes, Spears ha buscado tener más voz sobre quién dirige la tutela y ha pedido que se retire a su padre, que tuvo un gran poder sobre su vida y su dinero durante la mayor parte de su existencia.

Spears dijo a través de Instagram que le teme a su padre, James Spears, y que no pondrá fin a una pausa de dos años y medio en su carrera mientras él tenga el control sobre ella.

La jueza se negó a destituir a James Spears por completo, aunque éste ahora desempeña un papel menor como conservador de sus finanzas junto a la firma de administración de patrimonio Bessemer Trust, y en 2019 renunció a su rol de curador sobre las decisiones de vida de su hija a un profesional designado por el tribunal.

La semana pasada, Britney Spears dijo en Instagram que no está segura de que vuelva a actuar en vivo.

“No tengo idea”, dijo, respondiéndole a un admirador que le preguntó cuándo planeaba subir de nuevo al escenario. “La estoy pasando bien ahora mismo. Estoy en una transición en mi vida y me estoy divirtiendo. Eso es todo”.

Britney Spears ha hablado antes en la corte en el caso de su curaduría, pero siempre a puerta cerrada y con las transcripciones selladas.

La última vez que se sepa que se dirigió a la jueza fue en mayo de 2019.

Desde entonces, Spears ha solicitado una mayor transparencia a la corte y Penny ha permitido que muchas más sean públicas.

La cantante nunca le ha pedido a la corte que ponga fin a la tutela por completo, aunque ha enfatizado en documentos que se reserva el derecho de hacerlo en cualquier momento.

La curaduría se estableció mientras atravesaba una crisis emocional en 2008. Spears ha dicho que esto ayudó a salvarla de la ruina financiera y mantenerla como una estrella pop de primer nivel.

Su padre y sus abogados han enfatizado que la artista y su fortuna, que según registros judiciales supera los 50 millones de dólares, siguen siendo vulnerables al fraude y la manipulación. Según la ley, Spears tendría que demostrar que es competente para ser liberada y libre de tomar sus propias decisiones.